Moderación de comentarios en sitios web y libertad de expresión

¿Las políticas de moderación de comentarios en sitios web privados son violatorias de la libertad de expresión? Respuesta corta: NO.

Respuesta no tan corta:

Tratándose de Libertad de Expresión nos referimos por supuesto a la ideología liberal, el concepto surgido de la Ilustración, así que se sería nuestro marco de referencia. La libertad de expresión es la garantía que tienen las personas de contar con la abstención del Estado de prohibir, inhibir o penalizar la manifestación de ideas (toda idea, cualquier idea, por cualquier medio o forma de comunicación), en tiempos modernos se incluye además de la abstención la protección activa por parte del Estado de esa manifestación de ideas en libertad.

El sujeto obligado de esa abstención/protección es el Estado o particulares en quienes el Estado ha subrogado facultades o detentores de medios de comunicación que son bienes de la Nación concesionados. Los particulares que no se encuentren en este supuesto no son sujetos obligados, por tratarse precisamente de garantías frente al Estado, de modo que los particulares no están obligados a patrocinar la transmisión de mensajes de otros particulares, así que pueden elegir libremente qué mensajes de terceros quieren difundir. Todo lo anterior es diferente al Derecho de Réplica que se trata del equilibro legal entre desiguales económicos en un proceso de comunicación.

En esta noticia se aprecia un buen ejemplo del ejercicio del derecho a elegir los mensajes de terceros cuya publicación no va a patrocinar un particular, en este caso comentarios misóginos y sexistas (probablemente de acuerdo a alguna categorización simple y de fácil ejecución que no haga un gran análisis de cada mensaje, en función de lo masivo de la concurrencia de comentadores).

Otro ejemplo del ejercicio de este derecho lo pueden encontrar en la página de nuestros compas en Enlace Zapatista, que al pie de cada página donde hay un formulario para publicar comentarios especifica el objetivo del espacio y apunta a quiénes se publicará y a quienes no. Toda acusación de “censura” es obligadamente equiparable a hacer ruido con la boca al comer: la censura es la violación del derecho a la libertad de expresión, si el garante es el Estado o agentes en quienes ha subrogado funciones, cualquier otro particular no puede censurar, simple y llanamente porque no tenía obligación previa de patrocinar publicaciones de terceros.

Ahí está entonces, para que no les digan, para que no les cuenten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s